los fines de semana son días diferentes.

ahora me siento a la mesa con tacita de
café y tostada untada con mantequilla.

y entonces estoy despierta,
pero de alguna manera ese sueño sigue.

debe ser eso. la conversación y música mañaneras
con el pan tostado que huele mejor que nunca.

sí.. eso debe ser.


* somos hepburn y peppard en breakfast at tiffany’s